Atracción por lo desconocido, en realidad es compatibilidad?

Hace algún tiempo platicaba con Cheque Gonzales. Muchos de ustedes lo conocen como uno de los locutores mas populares de principales radiodifusoras en ciudades como Houston, Chicago, y Los Ángeles. Pero además de ser un reconocido locutor y un gran programador de radio, Cheque es un gran amigo con intelecto divertido e instinto explorador. Durante una de nuestras tantas conversaciones, dialogábamos sobre las enigmas de las relaciones sentimentales; comentábamos a cerca de la naturaleza humana y la atracción por lo opuesto, lo diferente, o lo desconocido. Desde los principios del mundo actual, este a sido un conocimiento resultado de múltiples estudios de relaciones interpersonales, este concepto dio vida a la popular teoría que la compatibilidad existe en lo incompatible o como dicen en ingles “Opposites attract.” Sin embargo, Cheque propone una hipótesis que resiste completamente a esta vieja creencia del amor. El conspira la posibilidad de que el verdadero éxito emocional esta en encontrar a alguien semejante a uno mismo y con un ritmo de vida similar. Alega que si en realidad las personas opuestas nos atrajeran tanto, porque es que esas mismas diferencias nos alejan al paso del tiempo? porque en cada pleito magnificamos las diferencias y nos refugiamos en aquellos con quien nos identificamos mejor porque compartimos gustos? porque falla esa conexión con nuestra pareja si su distinción fue precisamente lo que nos atrajo al principio? La observación de Cheque referente a esta frecuentada suposición me fue muy interesante y me forjó a reflejar como las novelas y los cuentos de hadas nos han engañado al destacar la fuerza de la atracción a lo opuesto, donde el rico se casa con la pobre, el aventurero se enamora de la íntegra, la mala seduce a el bienhechor, y así sucesivamente. Rápidamente hice un análisis mental de algunas de las parejas que yo conozco y la teoría de mi amigo me hacia mucho sentido. Las parejas que comparten gustos, valores, e intereses poseen cierta harmonía. Los matrimonios que comparten costumbres, niveles socioeconómicos de infancia, y hasta ritmo de vida muestran innegable conformidad. Por otra parte, conozco parejas donde existe mucha atracción pero pelean por sus diferencias en preferencias y modo de vida ya que no existe convenio entre los elementos que los apasionan. En que momento nos dejamos confundir por esta popular generalidad? Llegue a la resolución de que la teoría de Cheque era infalible y absoluta, pero me atrevo a extenderla con un par de puntos importantes. Creo que primero debemos decidir cuales son nuestros valores e inclinaciones mas prominentes y entender que estas singularidades son nuestro constante, son lo que enciende nuestro motor de vida. Nuestro compañero/a de vida DEBE compartir estos mismos componentes para así juntos lograr éxito y concordancia emocional. Ahora, entendamos que hay aspectos menores que no requieren similitud, siempre y cuando estos variables se complementen. Ejemplo, si a ella le encanta organizar y el es un poco desorganizado… esto puede ser un complemento perfecto! Mientras el también tenga una virtud que complemente alguna flaqueza de ella, de ese modo, no se convertirá en una tarea unilateral. Por lo contrario, si a ella le gusta el orden y el es desordenado… esto no es un complemento! Aunque a ella le agrada el orden esto no significa que ella disfrute corregir el desorden ajeno. Esta situación puede resultar en un conflicto tedioso, especialmente si para ella mantener orden es un elemento primordial para su efectividad diaria. La diferencia entre el primer panorama y el segundo panorama es gigante. Con esto en mente, podemos proponer que existen atributos menores donde hay beneficio en la desigualdad, mientras que no sea algo que resida en tu lista de “innegociables”. En mi caso, quienes me conocen saben que soy muy preocupona y minuciosa, esta es una de mis particularidades que prefiero que mi pareja no conlleve. Imagínense en un momento de crisis, si yo soy preocupona y el también, nos hundiríamos en nuestras mortificaciones juntos! Jajaja Cualquier angustia nos paralizaría de progresar! En este aspecto me beneficio de alguien diverso a mi, prefiero alguien práctico y objetivo que reaccione diferente a mi en momentos de tribulación. Este es el tipo de peculiaridad donde polos opuestos pueden comprobar ser fructuosos al ser vinculados. En resumen, de acuerdo a la conversación con Cheque, lo ideal es encontrar una pareja semejante en las ideologías fundamentales y a la vez, alguien con algunos aspectos diferentes que complementen perfectamente nuestros desperfectos… Lo esencial es que quien te ame resalte lo mejor de ti y viceversa. A veces la atracción a lo opuesto es solo curiosidad a lo desconocido, pero no trasciende en verdadero y duradero amor. Ustedes que opinan?

Hasta la próxima, besos!

Karla

#KarlaMartinez #KarlaMartinezHouston #CharlaconKarla #Atracción #Compatibilidad #Autocrecimiento #Autosuperación